Pedro Juan Caballero - Paraguay // jueves, 18 de diciembre de 2014

El Club 27 (Final)
07-08-2011 9:18:34 // Fuente: abc
La prematura muerte de Jimi Hendrix sacudía al mundo de la música y aumentaba las filas del “Club 27”, que recibiría a otra integrante de muy alto perfil tan solo semanas después.
Janis Joplin, cantante nacida en Texas (Estados Unidos) y altamente influenciada por el blues desde su juventud, se convirtió en una figura influyente en el subgénero psicodélico del rock que tuvo su auge en los años '60, junto con el movimiento hippie. Asociándose inicialmente con el grupo Big Brother & the Holding Company, la cantante y guitarrista pasó por importantes eventos musicales del oeste estadounidense.

Como es común entre los ya mencionados artistas del “Club 27” (y los que aún quedan por mencionar), Joplin abusaba constantemente de las drogas, especialmente del alcohol y la heroína, algo que no era ningún secreto y que se reflejaba negativamente en algunas de sus presentaciones.

Su salto a la fama llegó con su presentación con Big Brother en el Monterey Pop Festival, el mismo que había puesto en la mira estadounidense a Jimi Hendrix. Pronto el nombre de Joplin ganó relevancia por encima del de su propia banda. Tras una última gira a finales de 1968, la artista abandonó la banda y se vinculó a otro grupo.

La Kozmic Blues Band, como su nombre lo indica, se inclinaba más hacia el blues que cautivó a Joplin en su juventud. Recibiendo críticas mixtas por parte de la prensa (aunque tenía sus defensores, como el próximamente famoso periodista del Washington Post Carl Bernstein), la banda solo duró un año, y para finales de 1969 se había separado. Con esa banda dio recordadas presentaciones en el legendario festival de Woodstock y en el Madison Square Garden de Nueva York, ambas puntos negros en la carrera de la artista, que en las dos ocasiones actuó extremadamente intoxicada y eso afectó su performance.


Unas vacaciones en Brasil en 1970 parecieron alejarla de sus vicios efectivamente, pero volvió a recaer a su vuelta a los Estados Unidos.

A su vuelta, Joplin formó la Full Tilt Boogie Band. Tras una serie de conciertos de reunión con Big Brother, Joplin y su nuevo grupo comenzaron a viajar. Durante este período Joplin aseguraba a la prensa que estaba libre de drogas; su abuso del alcohol, sin embargo, iba en aumento. 

A finales de agosto de ese año, la banda comenzó a grabar material para un disco en Los Ángeles. Durante ese período, la artista comenzó a hospedarse en el Landmark Motor Hotel, un lugar que solía ser punto de encuentro de adictos y traficantes de droga. Según comentaría Peggy Caserta, una ex azafata muy cercanamente vinculada a Joplin que había comenzado a hospedarse en el mismo lugar y que se dedicaba a traficar marihuana, la artista prácticamente le rogó que le consiguiera heroína, por lo que esta la derivó a un “dealer” que hacía entregas al motel.

El 3 de octubre de 1970 Joplin hizo su última visita al estudio de grabación donde estaba trabajando con su banda. Allí se mostró alegre por el progreso en el disco, aunque estaba molesta porque Caserta y otro amigo cercano suyo, Seth Morgan, no la visitaron la noche anterior como habían acordado.

Tras la sesión de grabación de ese día, Joplin acompañó al baterista de su grupo y a un fan a un bar, donde estuvieron bebiendo. Hacia la medianoche, la artista regresó a su hotel; al día siguiente no se presentó a grabar, por lo que el manager del grupo, John Cooke, se dirigió al lugar. Cooke halló a Janis Joplin muerta junto a su cama.

La causa oficial del deceso es sobredosis con heroína, que los médicos supusieron había combinado con más alcohol. Su manager estaba convencido de que le habían dado por error heroína mucho más fuerte que la que solía consumir con normalidad.

De acuerdo a una lista publicada en 2008 por la influyente revista estadounidense Time, Janis Joplin está en el lugar 28 de la lista de los 100 mejores cantantes de todos los tiempos.


Poco menos que un año después otro nombre importante del ambiente musical moría a los 27 años.

Jim Morrison, vocalista y principal escritor de canciones del grupo The Doors, era hacia finales de la década del '60 uno de los músicos más importantes en los Estados Unidos. El grupo saltó a la fama en 1967 con éxitos como “Light my fire”, “Break on through (to the other side)” o “People are strange”.


En total el grupo grabó cinco discos antes de la muerte de Morrison, el último de ellos (“L.A. Woman”) en 1970.

Luego de terminar el material, Morrison se mudó con su novia, Pamela Courson, a París, Francia. Allí comenzó a vivir en un apartamento alquilado. El 3 de julio, Courson reportó haber encontrado sin vida al artista en la bañera de su residencia.

Dado que las autoridades policiales francesas no hallaron evidencias de que allí se haya cometido un crimen, no se practicó una autopsia al cuerpo de Morrison, y surgieron numerosas versiones contradictorias, provenientes de la propia Courson y allegados al cantante. 

De acuerdo al manager del grupo, Danny Sugerman, Courson inicialmente aseguró que Morrison había muerto de una sobredosis accidental de heroína, que insufló convencido de que se trataba de cocaína. En otras ocasiones la mujer dijo que ella mató a Morrison, o que la muerte de este fue culpa suya.

Tres años después, la propia Courson moriría de una sobredosis de heroína; curiosamente, también tenía 27 años al momento de su fallecimiento.

La tumba de Jim Morrison, en el Cementerio Père Lachaise de París, es hasta ahora una importante atracción turística visitada por miles de fans cada año.



El siguiente deceso de un artista de 27 años que sacudiría el mundo de la música no se daría sino hasta más de 20 años después, con el deceso del líder de la enormemente exitosa banda Nirvana, Kurt Cobain.

Cobain, nacido en Aberdeen, Washington (Estados Unidos) en 1967, formó Nirvana en 1987 con el bajista Krist Novoselic y, posteriormente, el baterista Chad Channing. Con unos inicios  modestos en cuanto a capacidad de atracción de público (algo que molestaba abiertamente a Cobain), el grupo finalmente comenzó a hacerse conocer con el disco “Bleach”, lanzado en 1989.


Desencantado, Cobain terminó sustituyendo a su baterista por el que se convertiría en miembro fijo de la banda, Dave Grohl. Ya con la nueva formación, Nirvana lanzaba en 1991 “Nevermind”, su éxito más grande y uno de los materiales más importantes de su década. Con él, Nirvana popularizó el subgénero alternativo del rock llamado grunge, y abrió el camino a futuros éxitos como las bandas Pearl Jam y Alice in Chains.

El disco, que contenía éxitos como la icónica “Smells like teen spirit”, vendió más de 50 millones de copias en todo el mundo.

El abuso de las drogas era también una constante en Cobain; era adicto a la heroína, que había comenzado a usar en 1986, supuestamente con la intención de calmar así una dolencia estomacal crónica que lo había aquejado gran parte de su vida. Una anécdota reza que antes de un concierto en Nueva York, en 1993, Cobain sufrió una sobredosis; su pareja, Courtney Love, le inyectó naloxona, un fármaco que contrarresta los efectos de los narcóticos como la heroína, para despertarlo, tras lo cual el músico salió al escenario como si nada hubiera pasado. El artista intentó en vano la rehabilitación.

Según Courtney Love, Cobain hizo un primer e infructuoso intento de quitarse la vida en marzo de 1994, mientras se hallaba en Roma, Italia. Allí el cantante fue hospitalizado tras sufrir una sobredosis de un poderoso calmante mezclado con champaña. Un segundo incidente se registró en Seattle, EE.UU., más tarde ese mes; Love llamó a la policía asegurando que Cobain se había encerrado con un arma y que planeaba suicidarse. Cobain negó eso ante los oficiales, quienes de todos modos confiscaron armas del lugar.

Cobain acordó someterse a otro tratamiento de rehabilitación, internándose en una clínica en Los Ángeles el 30 de marzo. Unos días después, escapó de la clínica y voló de vuelta a Seattle, vuelo durante el cual conversó animadamente con David McKagan, entonces bajista del grupo Guns 'N Roses. 

Durante los días siguentes el artista fue visto en varios lugares alrededor de la ciudad, aunque sus allegados jamás pudieron dar con él. 

Finalmente, el 8 de abril, un electricista descubrió el cuerpo de Cobain en la residencia del artista cerca del lago Washington. Se había quitado la vida con una escopeta, probablemente días antes de su hallazgo, según estimaron los forenses. 

Se halló en el lugar una nota en la que el artista decía: “No he sentido la emoción de escuchar y de crear música, además de realmente escribir... en ya demasiados años”.

El impacto de Cobain sigue sintiéndose con fuerza en el mundo de la música. En 2006, el músico de Nirvana se convirtió en la estrella de la música que más dinero ha ganado póstumamente en la historia, desplazando a Elvis Presley (quien recuperó el título en 2007).

Numerosos libros y películas se han hecho sobre su figura.

Amy Winehouse revivió en la consciencia pública esta triste coincidencia que tanto ha dado de qué hablar, el hecho de que estos artistas han muerto todos a la edad de 27 años, algo que ha ganado más notoriedad que la otra coincidencia: el papel destructivo que jugaron las drogas en todos estos casos y en tantos otros más.



Comentarios